Las zonas francas en Colombia ofrecen una serie de beneficios tributarios, aduaneros y de comercio exterior competitivo a nivel nacional e internacional, lo que las convierte en uno de los mejores lugares para invertir y localizarse dentro del país. En este artículo explicaremos algunos de estos beneficios.

Las zonas francas están localizadas en áreas estratégicas de Colombia, con libre acceso a los más importantes centros de distribución y logística del país, facilitando el transporte de mercancía a mercados locales e internacionales. En estos centros industriales los funcionarios  que prestan sus servicios son idóneos  y profesionales  propios, lo que agiliza los tramites aduaneros pertinentes, facilitando el comercio exterior aún más. Toda empresa que necesite exportar, importar, almacenar, distribuir, reparar, empacar, envasar, etiquetar, transportar mercancías entre otras actividades a mercados nacionales o internacionales puede hacerlo de manera sencilla, rápida y económica desde cualquier zona franca del país.

Las empresas localizadas en una zona franca también pueden acceder a una serie de beneficios tributarios, reduciendo su carga tributaria de manera significativa. Cualquier mercancía, insumos o, materias primas, equipos o bienes de capital  tanto de origen   nacional como extranjero, que ingrese en una zona franca esta exenta de IVA y arancel. Teniendo en cuenta las altas cargas tributarias en el resto del territorio colombiano, la tarifa general del IVA esta en 19% y muchos aranceles que pueden alcanzar el 35%, este es un gran beneficio para las empresas, especialmente aquellas que comercien bastante en los mercados internacionales. Si la empresa decide vender su mercancía, producida en zona franca, en territorio colombiano también accederá a ciertos benéficos. Primero, dicha mercancía será considerada como colombiana de acuerdo a los criterios de origen pertinentes. Segundo, la empresa arancel sobre el valor agregado extranjero, por tanto su carga tributaria al comercializar la mercancías será menor y esto redunda en la maximización de la rentabilidad de las empresas. Las empresas localizadas en una zona franca, a su vez, pagan un impuesto de renta del 20%, considerablemente menor al 33% aplicable en el resto del territorio nacional. Ubicarse en una zona franca puede fácilmente aumentar las utilidades netas, después de impuestos, en mas de 20%. Las zonas francas ofrecen los mejores beneficios tributarios de Colombia, y son extremadamente competitivos a nivel internacional.

Teniendo en cuenta los beneficios tributarios, aduaneros y de comercio exterior que existen dentro de las zonas francas en Colombia, son una de las mejores alternativas de ubicación atractiva para empresarios e inversionistas nacionales e internacionales.

Es importante anotar que además de la infraestructura, el soporte y acompañamiento  operativo del usuario operador es fundamental  en las gestiones logísticas, seguridad y  trazabilidad de las empresas que se instalan en una Zona Franca.

Si desea saber más acerca de las zonas francas en el país, o desea invertir en estas,  contactanenos:

www.zonafrancabarranquilla.com

www.zofia.com

Juan Manuel de la Hoz Duran, periodista de la revista online Seeking Alpha